Resina epoxi o pintura epoxi: ¿cuál es la diferencia?

hombre-serio-pensativo-haciendo-suposicion-mirando-bien-pensando

Es fácil pensar que la resina epoxi y las pinturas epoxi para suelos son los mismos productos, pero no son lo mismo. Si usted es un gestor de instalaciones que desea instalar una solución de suelo de alto rendimiento, duradera y resistente, es importante que entienda las diferencias.

Siga leyendo para descubrir si la resina epoxi o la pintura epoxi es la mejor opción para su negocio.

Una forma económica de cubrir un suelo

La pintura epoxi suele triunfar porque es una forma barata de revestir un suelo. A corto plazo, le quedará un suelo de gran aspecto, sin olores y muy fácil de limpiar y mantener.

Entonces, se estará preguntando: ¿por qué un gestor de instalaciones preocupado por el presupuesto consideraría la resina epoxi cuando la pintura epoxi tiene tantas ventajas?

Buena pregunta.

Analicemos en profundidad por qué la pintura epoxi puede acabar costándole más de lo que esperaba.

La resina se cura pero la pintura se seca

Uno de los principales factores diferenciadores es que los suelos de resina epoxi se adhieren al sustrato y se curan para convertirse en un suelo resistente que puede soportar décadas de maltrato por parte de elementos adversos y tráfico peatonal intenso.

La superficie de resina también es muy resistente a aceites, grasas, manchas y productos químicos, mientras que la pintura epoxi simplemente recubre el suelo y no forma un sello con el sustrato, lo que da lugar a huellas de desgaste visibles después de sólo un par de años.

No prepararse… prepararse para fracasar

Preparar una gran superficie de suelo, como el suelo de un almacén o una sala de exposición de coches, es un trabajo sucio, tedioso y caro. En algunos casos, su organización puede verse obligada a cerrar mientras se retira y prepara la superficie del suelo antiguo, algo que muchas empresas no pueden permitirse.

Antes de aplicar pintura epoxi a un suelo de hormigón, la superficie debe limpiarse y secarse a fondo, ya que cualquier resto o humedad podría impedir la adherencia y dejar burbujas a medida que el suelo se seca lentamente. Estas burbujas, por minúsculas que sean, pueden atrapar microorganismos (es decir, forraje para malos olores) y crear un entorno insalubre para el personal, los visitantes y los clientes.

Por el contrario, los suelos de resina epoxi Everlast® pueden instalarse sobre la mayoría de las superficies existentes sin la laboriosa preparación ni imprimaciones. Su instalación es rápida y sencilla, ya que se trata de una simple aplicación en un solo paso, directamente sobre el suelo antiguo. Sin complicaciones, ¡sólo suelos rápidos!

A diferencia de la textura espesa pero aplicable con llana de Everlast® Epoxy sin disolventes, los epoxis pintados se mezclan con disolventes, lo que los hace más finos y menos elásticos, y por tanto más secos y propensos a agrietarse.

La consistencia fina de la pintura epoxi no se adhiere tan bien a los suelos de hormigón como la alternativa a base de resina y puede resultar dañada por ciertos disolventes, aceites y sales alcalinas, provocando eflorescencias (un depósito cristalizado de sales que puede formarse cuando el agua queda atrapada en el hormigón y que requiere un tratamiento especializado para solucionarlo).

Resina epoxi o pintura epoxi cual es la diferencia isaval

¿Necesita que su suelo se cure rápidamente?

El tiempo de inactividad es improductivo, y cerrar sus instalaciones para sustituir un suelo defectuoso es un último recurso costoso para cualquier empresa.

Una de las mayores ventajas de la resina epoxi sobre la pintura epoxi es su rápido curado. Proporciona una solución ideal para instalaciones -como hospitales, escuelas y centros de atención- para las que el cierre no es una opción.

Resina epoxi está listo para el tráfico peatonal en sólo 6 horas. En comparación, la pintura epoxi puede tardar hasta 72 horas en curarse completamente y estar lista para un uso ligero, e incluso puede permanecer pegajosa mucho después de que el proceso de curado haya terminado.

Recubrir el suelo con pintura epoxi también es un trabajo duro. La mayoría de las pinturas requieren dos capas de epoxi con un periodo de secado de 12 horas entre cada capa, más dos capas superiores de un esmalte protector, ¡eso es pintar mucho!